El ácido hialurónico es una sustancia que se encuentra en numerosos tejidos y órganos de nuestro cuerpo como, por ejemplo, en el tejido conectivo que sostiene la columna vertebral, en los cartílagos, en el líquido sinovial de las articulaciones o en nuestra epidermis. Con el paso del tiempo, la presencia de esta sustancia disminuye notablemente, lo que produce, entre otras razones, el envejecimiento de la piel y, con ello, la aparición de arrugas, flaccidez o pérdida de firmeza.

Una de las principales propiedades del ácido hialurónico es su gran capacidad para atraer y retener el agua. Por este motivo, su empleo en tratamientos cosméticos de aplicación tópica permite rehidratar en profundidad la epidermis de la zona tratada para que su aspecto sea más terso y, al aumentar su grosor y volumen, disminuyan también los surcos de la piel.

Usos estéticos del ácido hialurónico

El ácido hialurónico fue descubierto en el año 1934, aunque su uso en la cosmética, por el que se hizo popular, no comenzó hasta mitad de los años 90. La aplicación de ácido hialurónico en los tratamientos de belleza y estéticos se debe a que su principal propiedad es la de aumentar el volumen e hidratación de la piel, haciendo que ésta luzca mucho más tersa y radiante.

Las arrugas y la flaccidez de la piel asociadas al paso de los años vienen determinadas en gran medida por la pérdida de hidratación, por la reducción del ácido hialurónico presente en nuestra piel y por la disminución de la capacidad de nuestro organismo para reponerlo.

En medicina estética, esta sustancia se inyecta en función de las necesidades de cada paciente para corregir los signos del envejecimiento. Las zonas más comunes en las que se aplica son:

  • Contorno y comisura de los labios.
  • Volumen labial y facial (pómulos).
  • Arrugas labiales o peribucales (alrededor de la boca).
  • Surcos nasogenianos (líneas de expresión que van desde a ambos lados de la nariz hacia la boca).
  • Arrugas perioculares externas (patas de gallo).

Colágeno para la piel

La piel está compuesta por tres capas llamadas epidermis, dermis e hipodermis. En la del medio, en la dermis es donde se encuentra la mayor proporción de las proteínas de colágeno y es aquí donde las moléculas se unen.

Para que la formación del colágeno en la piel sea correcta es necesario que existan nutrientes, y una de las formas más fáciles de hacerlo es mediante la alimentación. La dermis no pregunta. A esta le da absolutamente igual cómo llegan hasta ella, pero lo que quiere es que haya sustancias con las que poder alimentarse.

Habrás observado alguna vez a niños pequeños, como es su piel, el tono más sonrosado y lo encantadores que son. Bueno, esto en casi todos… a lo que nos referimos es que tienen la piel suave, el pelo brillante y un aspecto energético total. Y esto es porque sus fibras rebosan colágeno. En cambio, cuando pasan los años perdemos poco a poco esta rica sustancia que hace que la piel se debilite, pierda tensión y acabe llenándose de arrugas. Es lo que llamamos hacernos viejos y el proceso empieza más o menos a partir de los 25 años. A partir de esta edad es cuando creas menos cantidad de proteínas colaginosas. La piel empieza su decrepitud y pierde elasticidad. Así que algo inevitable es que ceda con la gravedad y los movimientos faciales. Las arrugas son el resultado de que tu organismo está produciendo menos colágeno del que necesitas.

Así que sirve para crear tensión y firmeza. Mantener todo en su lugar y evitar la flacidez facial y corporal. Si te fijas, cada día es más común encontrar centros de belleza y clínicas de estética donde ofrecen tratamientos con colágeno para la piel. A mí se me ocurren un montón de cosas donde iría bien evitar la flacidez, ¿a ti no?

 

Le’dermis Moisture Effect combina Ácido Hilaurónico y el Colágeno para disminuir la apariencia de líneas finas y arrugas en tu piel.

El Colágeno ayuda a mejorar la firmeza y restaurar la elasticidad y el Ácido Hialurónico hidrata instantáneamente y ayuda a reparar la barrera de humedad de la piel.

 

 

 

 

 

 

 

Author eliudvcm

Comments (4)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *